La blefaroplastia es una cirugía muy solicitada y muy agradecida donde los resultados son inmediatos y muy satisfactorios ya que corrige la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que hacen que parezcamos mayores y más cansados de lo que somos y que, en algunos casos, pueden interferir con la visión. En muchas ocasiones la blefaroplastia se realiza junto a otras intervenciones como el lifting facial.
Consiste en extraer la grasa y el exceso de piel de los párpados superiores e inferiores.

  • Planificación y preparación para la Cirugía:

En la primera consulta se evaluará la visión y la producción de lágrimas, así como su estado general de salud. Debe informar si toma alguna medicación, si fuma y si tiene alergia a algún medicamento. También debe decir si lleva gafas o lentillas y aportar, si es posible, su último examen oftalmológico. Se valorará la posibilidad de operar los cuatro párpados, los inferiores o los superiores y si es preciso asociar algún otro procedimiento. Se le explicarán las técnicas y el tipo de anestesia que se emplearán, dónde se realizará la cirugía, los riesgos y el coste de la intervención. No dude en preguntarnos todas las dudas que tenga. Es importante dejar de fumar al menos una o dos semanas antes de la cirugía. Un cumplimiento cuidadoso hará que la cirugía sea realizada en mejores condiciones. Asegúrese, además, de que algún familiar o acompañante pueda llevarle a casa cuando se le dé el alta y que, en caso necesario, puedan ayudarle unos días.

  • Anestesia y Procedimiento Quirúrgico:

La blefaroplastia se realiza en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente, no es necesario permanecer en la clínica más que unas horas tras la cirugía.

Suele realizarse bajo anestesia local y sedación. El paciente permanece tranquilo, incluso dormido y los párpados están insensibles.

La mayoría de las veces las incisiones se colocan en las pliegues naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores; en algunos casos pueden extenderse hacia las patas de gallo. Las incisiones se cierran con suturas muy finas. En otros casos, en pacientes jóvenes en los que sólo hay exceso de grasa, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores; la incisión se coloca en el interior del párpado inferior no dejando cicatriz visible.

Incisión blefaroplastia superior

foto incisión blefaroplastia inferior

Incisión blefaroplastia superior

La intervención dura entre 1 y 2 horas.

  • Ingreso hospitalario:

No precisa ingreso. Por lo general los pacientes son dados de alta el mismo día de la intervención.

  • Seguimiento y Recuperación:

Los pacientes serán atendidos las 24 horas del día pudiendo trasmitir sus dudas directamente a su cirujano. Se realizarán revisiones periódicas en consulta. Deberá mantener la cabeza elevada durante unos días después de la cirugía y aplicarse frío, para disminuir la inflamación y los hematomas. Durante las primeras semanas puede notar lagrimeo excesivo, hipersensibilidad a la luz y cambios temporales en la agudeza visual.
Los puntos se retiran entre los 2 y 10 días. El edema y los hematomas disminuirán gradualmente hasta desaparecer por completo, y comenzará a verse y sentirse mucho mejor.

La mayoría de los pacientes que se someten a una blefaroplastia comienzan a leer o a ver la televisión en 2 ó 3 días. Sin embargo, no podrá ponerse lentillas, si las lleva, hasta las 2 semanas. Es recomendable llevar gafas de sol durante unas semanas y aplicarse filtro solar en los párpados.
El resultado de la operación es muy favorable y duradero y, en general, las bolsas de los párpados no suelen reaparecer.

Preguntas frecuentes: